Inventó una consola Wii portátil y la llamó Wiiboy; es del tamaño de un Gameboy

Read Time2 Minute, 34 Second

GingerofMods es el creador de esta consola. El diseño es exactamente igual al del Game Boy Color, pero obviamente con algunas modificaciones que harán levantarte de tu asiento y tratar de comprarlo de inmediato, y es que no solo se trata de una réplica de la popular consola portátil de Nintendo, sino del Wii y también del GameCube. Se hizo el diseño y cuando estaba listo se llevó a una impresora 3D para tener la obra terminada y funcionando. Todos los juegos que existen para este dispositivo se pueden jugar, no es solo un adorno. Por el momento puedes usar juegos de GameCube también, por lo que sin duda representa una enorme posibilidad de diversión.

Su creador asegura que tendrás la misma calidad y opciones que con el Wii, solo que en un formato mucho más cómodo y que podrás llevar a cualquier lugar. Para lograrlo, su creador cortó la tarjeta madre del Wii para así acoplarla al increíble aparato, y por si fuera construyó sus propias placas de circuitos para que encajaran a la perfección, y algo más: obviamente no funciona con cartuchos como lo hacía el Game Boy, sino que tiene un puerto USB que no se ve a simple vista para no dañar la estética del aparato, y desde ahí puedes cargar tus títulos favoritos.

Además de los circuitos y todo lo necesario, este genio creó cada parte de la carcasa y la verdad es que le quedó como si la hubieran diseñado los expertos de Nintendo, como todo un profesional. Tal vez en un futuro la empresa retome esta brillante idea y la lleve al terreno comercial para que otros tengan la oportunidad de probarla. Para que te intereses más, tiene una pantalla IPS de 3.5 pulgadas con resolución de 480 píxeles, tiene una bocina frontal y le puedes conectar audífonos también.

Para construirla también utilizó botones de un Nintendo DS Lite y las palancas de los Wiimote, además de los circuitos de mando de un GameCube, además de “hackear” el software del Wii; es decir, no es un trabajo nada fácil: le tomó nueve meses terminarla pero es toda una maravilla, ya que la puedes conectar a una consola de Wii o a la computadora; y aunque la batería le dura de tres a cuatro horas, al tener un puerto USB también la puedes conectar a una pila portátil y no dejar de jugar.

Ahora esta maravilla es conocida como la WiiBoy Color, y su propio creador no descarta poderla comercializarla en un futuro, aunque para eso seguramente necesitará el permiso de Nintendo, y no parece algo tan sencillo que se le pueda otorgar. Por lo pronto todos han quedado sorprendidos con la creatividad y habilidad de este hombre, y estaremos a la espera por si nos vuelve a sorprender en toda esta euforia por las consolas retro renovadas, con mejores funciones y todo esto que sin duda es un viaje a la nostalgia pero sin perderse de las ventajas de la nueva tecnología.

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *